Silvia Mauricia Carranza

Silvia Mauricia Carranza

“Si no podés correr, trotá. Si no podés trotar, caminá. Si no podés caminar, usá bastón. Pero nunca te detengas”

En 2010 comenzó a desempeñarse como vicepresidente de la Comisión Directiva y directora de Acciones Institucionales y Programas Sociales de Cilsa.

A los 6 meses de haber nacido contrajo poliomielitis. A los cinco años, después de tres operaciones, lograron ponerla de pie colocándole dos ortesis, dos muletas y un corsé.

En la actualidad debe utilizar las dos prótesis y bastones canadienses y sillas de ruedas para trayectos más largos.

Colaboró en el kiosco de su madre viuda de niña, estudió con una beca obtenida del Rotary Club donde comenzó a desarrollar su perfil solidario.

A los 16 años comenzó a trabajar en la Municipalidad de San Martín convirtiéndose a los 22 en la jefa más joven del municipio.

A los 31 ingresó a Cilsa, una ONG que se dedica a ayudar a las personas con discapacidad en su inclusión social. Su actividad comenzó como secretaria administrativa, luego estuvo a cargo de la coordinación del Programa de Recreación y Deportes.

En 2009 comenzó a desempeñarse como miembro de la Comisión de Discapacidad, del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil perteneciente a Cancillería.