Luis Ignacio Montes de Oca

Luis Ignacio Montes de Oca

“No te des por vencido ni aún vencido”

En 2008 obtuvo con méritos el título de abogado con intención de dedicar su especialidad en la carrera diplomática.

Esta es la historia de vida de una persona que eligió no pelearse con su enfermedad, sino entenderla de la mejor manera posible para transitar el camino.

Su patología de base es la hemofilia tipo “A” severa. Realizó tratamientos de estimulación y rehabilitación por años que le permitieron recuperar la sensibilidad en el abdomen y, en cierta medida, en sus piernas.

La progresión de su enfermedad no impidió que asistiera a la escuela con el mismo entusiasmo que un niño sano. Su actitud optimista, su carácter y simpatía atrajo la amistad de sus compañeros y profesores. Fue el 2º mejor promedio del secundario, entre 600 alumnos, en su cuarto año.

A pesar de las diversas dificultades que le propiciaba el progreso de su enfermedad ingresa a la facultad de Derecho gracias a una beca obtenida por sus persistentes promedios de 9 puntos en la secundaria.

En el 2º año de la carrera es elegido por sus compañeros como delegado de la Comisión ante el centro de estudiantes e integra la Comisión de Derecho Internacional. Asimismo se incorpora como voluntario en la edición de la revista “Conocemos” publicada por la Fundación de la Hemofilia.