Diego Elías

“Es mucho más importante el tema de la accesibilidad a los estudios y al trabajo. Una vez que se rompa esa barrera, lo demás se va dando solo”

Recibido en ciencias jurídicas de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, Diego es procurador, abogado y mediador con el segundo mejor promedio en su clase. Oriundo de Yerba Buena, Tucumán, actualmente ejerce su profesión en la rama civil y laboral, además de trabajar como asesor jurídico para la Universidad Nacional de Tucumán, en donde dedica su tiempo a la inclusión de las personas con discapacidad en el ambiente universitario.

A sus 19 años jugaba para el Universitario Rugby Club, durante un partido un rival cayó sobre su espalda y le produjo una luxo fractura de columna. En consecuencia, fue operado con un 10% de probabilidad de vida. A los dos años de rehabilitación, surge la posibilidad de viajar a Cuba para seguir con su tratamiento. Fue muy duro viajar sin su padre, que lo había acompañado en los momentos más difíciles y quién tuvo que quedarse para poder trabajar para enviarle dinero. Sus problemas de salud se prolongaron durante 12 años más, de sanatorio en sanatorio, y con la pérdida de todos sus bienes materiales, terminando en una habitación de dos por dos junto a su padre.

Actualmente ofrece charlas sobre su experiencia y la discapacidad en general. Desde su silla de ruedas motivó a través de su discurso a la Selección Argentina de Rugby y ofreció seminarios para la Federación Tucumana de Empresas, la Fundación Junior Achievement, el Congreso Internacional de Medicina Deportiva, entre otros. Incluyó en su testimonio brindar asesoramiento legal gratuito con motivo de incumplimientos por parte del Estado a toda la normativa que rige la materia de la discapacidad e integra la Comisión de Discapacidad del Colegio de Abogados de Tucumán.

Además, Tomás Gray, periodista deportivo local, escribió su historia en el libro “Corazón de Atleta”. Un resumen sobre la inconmensurable valentía de Diego para enfrentar la vida.